El comercio electrónico en la bodega

Las diferentes soluciones tecnológicas de acceso a las tiendas on line facilitan el comercio electrónico del vino. / conecom.es (editada)
Las diferentes soluciones tecnológicas de acceso a las tiendas on line facilitan el comercio electrónico del vino. / conecom.es (editada)
Texto: Iza Święcicka

Para Noel Carrión, director del Máster Community Management y Dirección en Redes Sociales, el tema del comercio electrónico es básico para una bodega, debido a que un productor no puede limitarse solo al distribuidor. Pero en el año 2012 en España solo un 38 por ciento de las bodegas vendían sus vinos on line, según un informe del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV). “No entiendo porqué una bodega no tiene una tienda on line. Que un tercero o un intermediario compre vinos de las bodegas y los venda por internet es normal, pero que la propia bodega en su página web no ofrezca este servicio, para aquellos que conocen su producto pero desconocen al distribuidor, es fundamental”, declara el profesor.

Existen diversas formas de crear una tienda electrónica, la más sencilla de las cuales es habilitar un servicio de PayPal y/o de pago con tarjeta, junto a una empresa de paquetería para hacer los envíos. “No tiene mucha complicación técnica, porque no hablamos de 22.000 referencias como pudiera tener El Corte Inglés. No hay posibilidad de estafa para la empresa porque hasta que no recibe el pago, no realiza el envío. Además, este canal de venta podría alcanzar el cinco por ciento de la facturación anual de ventas”, asegura Noel Carrión enumerando las ventajas del comercio electrónico para las bodegas.

El comercio electrónico en las zonas turísticas permite al turista consumir productos que conoció en sus vacaciones.

La idea del comercio electrónico en una zona tan turística como Alicante “debería potenciarse, porque los turistas se marchan y quieren volver a consumir el producto que conocieron en sus vacaciones, pero no pueden, ya que el distribuidor no llega a su país”, subraya el profesor. Por otro lado, las páginas web de las bodegas también deberían hacerse en varios idiomas, para aprovechar todos los mercados posibles. “Si el negocio en España se agota, es momento de mandar vino fuera. El comercio electrónico lo permite y si no estamos en diferentes sitios es porque no queremos”, declara el profesor.

A modo de ejemplo, el profesor afirma que “si una persona de Rusia entra en una página web, que está traducida al inglés, y compra vino de forma repetida, se puede plantear el traducirla al ruso. Pero también, empezar a hacer publicidad en las webs rusas para vender vinos. Incluso enviar muestras a la gente que hace crítica gastronómica en Rusia para que hablen de ese vino y lo conozcan. A lo mejor solo se consigue que tres blogs hablen del producto, pero si esos tres blogs reciben 10.000 visitas, entonces hay 30.000 impactos por tres cajas de vino. Más negocio no habido nunca. El límite lo ponemos nosotros.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s