María José Jover Soro, gerente de la Ruta del Vino Alicante: “Es más fácil promocionar un destino, un conjunto de empresas y un territorio, que ir uno por sí solo” (Parte I)

La Bodega Alicantina María Jose Jover Soro 01
María José Jover Soro se muestra muy satisfecha por la consecución del objetivo de incorporar la Ruta del Vino de Alicante a las Rutas de España. /I.S.
Texto: Iza Święcicka; Fotografías: Iza Święcicka y J.V. Rodríguez

La pinosera de pura cepa cosecha de 1982 María José Jover Soro es diplomada y graduada en Turismo en la Universidad de Alicante. Además, tiene un Máster en Desarrollo Local por la misma universidad y otro de Protocolo en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Apuesta por la formación permanente, porque, como destaca, el turismo está en continua evolución. “La demanda y la oferta cambian, y cada vez el turista es más exigente. Por eso, el profesional tiene que estar ahí para dirigir el trabajo”, apunta María José. Desde 2013 dirige la Ruta del Vino de Alicante (RVA), la cual acaba de incorporarse a las Rutas del Vino de España.

Pregunta: ¿Qué significa para la RVA obtener esta certificación?

Tener mayor promoción, mayor difusión y, sobre todo, un reconocimiento al esfuerzo de los establecimientos integrantes por adaptarse a unos criterios de calidad. Además, este hecho significa para la provincia diversificar su oferta turística y ofrecer un producto enoturístico regulado. Ahora, las zonas vitivinícolas están unidas con un mismo objetivo, promocionar la provincia de Alicante a través del turismo del vino y, conjuntamente, la Costa Blanca.

P: ¿De qué manera se va a promocionar desde este momento la RVA?

La Secretaría General de Turismo y la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) ofrecen a la RVA nuevos portales de difusión. Sin la certificación no se nos permitía, por ejemplo, estar en el portal spain.info, ni en la web oficial de Rutas del Vino de España. Además, tenemos la posibilidad de participar en todos los eventos a nivel nacional e internacional que se realicen.

P: A raíz de la consecución de la certificación, ¿ya ha habido empresas interesadas en entrar en la RVA?

La certificación fue comunicada el día 13 de mayo en la Asamblea de ACEVIN y esperamos que se nos reconozca como un producto serio que no juega a nada, sino algo prometedor. Ahora queremos que se reúna la Junta Directiva de la Ruta para proponer, conjuntamente con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen (CRDO) Alicante y el Patronato Provincial de Turismo Costa Blanca, la organización de un evento para celebrar la consecución del objetivo. Este logro no es un mérito individualizado, sino del conjunto de la ruta, desde ayuntamientos y gestores públicos, hasta las empresas. Esperamos que conforme la noticia se difunda, los indecisos se animen a unirse al equipo, y podemos decir que ya hay interesados.

La Ruta del Vino de Alicante estuvo también presente en la Feria contando con la presencia de su gerente María José Jover Soro.
La gerente de la Ruta del Vino de Alicante durante la primera feria Vinouvelle celebrada  el pasado mes de abril en Villena./J.V.R.

P: ¿Qué beneficios se obtienen dentro de las Rutas del Vino de España?

Hay que tener en cuenta que estamos ante una inversión a medio-largo plazo. Con el cumplimiento de los requisitos de calidad se facilita el desarrollo sostenible y una marca paraguas; el turista se asegura que el producto turístico y los servicios responderán satisfactoriamente sus expectativas; el empresariado tiene una guía que le ayuda a adaptar sus instalaciones y servicios competitivamente y los municipios ven como su territorio se desarrolla y se gestiona para posicionarme como destino de enoturismo. Ello también permite combatir la estacionalidad y ofrecer un producto diferenciador. Además otro beneficio importante, es que los integrantes están “obligados” a adquirir una formación básica ya sea en vino, cultura enológica o nuevas tecnologías e idiomas, lo cual es una recompensa para ellos. Es mucho más fácil promocionar un destino, un conjunto de empresas y un territorio, que ir uno por sí solo.

P: ¿Qué significa el concepto “ruta del vino”?

Mucha gente cree que se trata de una publicación o un coleccionable de los periódicos y que consiste en empezar en un municipio y acabar en otro. Pero una ruta del vino es la integración de los recursos turísticos y enológicos de un territorio, en base a unos criterios establecidos a nivel nacional, donde cada destino tiene una autenticidad y peculiaridad diferente. No tiene entrada ni salida. Además, no consiste exclusivamente en visitar empresas, sino en conocer también los municipios, donde éstas están situadas. Por eso se trata también de vincular la ruta con la cultura, las fiestas y los eventos culturales. En definitiva, visitar una zona vitivinícola con finales de ocio.

Las empresas compiten y cooperan a la vez para sacar adelante actividades conjuntas, cosa que dice mucho del valor de la ruta.

P: ¿Cómo surgió el poner en marcha esta iniciativa?

En un primer momento, la ruta era un proyecto local para el municipio de Pinoso. La vecina localidad de Jumilla tenía una ruta del vino certificada e interesaba saber cómo se hacía y de qué forma se trabajaba. Uno de los empleados de Bodegas y Viñedos El Sequé, que también trabajaba en una bodega de Jumilla, nos introdujo en el concepto y supimos de la existencia de las Rutas del Vino de España y ACEVIN. El problema era que Pinoso no podía tener una ruta del vino propia porque Alicante tiene una Denominación de Origen (DO) provincial. Entonces, empezamos a pedir ayuda a la Diputación y poco a poco, hablando con municipios y posibles empresas que pudiesen involucrarse, saltamos del Vinalopó y nos fuimos a La Marina. Y así, comenzó la idea.

P: A parte de la imposibilidad de hacer una ruta municipal ¿Con qué otros obstáculos se encontró al poner en marcha la RVA?

Fue muy complicado por el desconocimiento que había. Parecía que Alicante era solo turismo de sol y playa, pero en el interior de la provincia entre 2006 y 2009, hubo una fuerte apuesta por la puesta en valor del interior y en ese momento la RVA obtuvo ayuda a través de la asistencia técnica de la Secretaría General de Turismo. Hubo muchas reuniones y lo más difícil de todo era ilusionar a la gente y que creyesen en el proyecto. Teníamos una oportunidad y si nosotros no lo hacíamos, alguien vendría para hacerlo. A día de hoy, los empresarios que comenzaron en la RVA continúan en ella. También los municipios se han posicionado a favor y han visto que es un escaparate de promoción.

P: Y ¿cuál es la mayor satisfacción que ha obtenido con la ruta?

Lo que más me alegra es que haya restaurantes de la ruta que contactan directamente con las bodegas que están dentro de la misma y ofrecen esos vinos en sus establecimientos. Gracias a las jornadas de dinamización organizadas por la ruta, los integrantes se han puesto cara y se conocen. Pero también debaten entre ellos y eso es muy bueno. Cada sector habla un idioma y defiende sus intereses. Sin embargo, las empresas compiten y cooperan a la vez para sacar adelante actividades conjuntas, cosa que dice mucho del valor de la ruta.

La Bodega Alicantina María Jose Jover Soro 02
María José Jover Soro durante una conferencia sobre el enoturismo y la Ruta del Vino de Alicante. /J.V.R.

P: ¿Quiénes pueden entrar en la ruta?

La RVA está abierta para quien quiera, siempre que cumpla con una auditoría previa. Cada sector empresarial, ya sea bodega, restaurante, alojamiento, enoteca, bar de vinos o empresa de oferta temática, tiene unos criterios diferentes. Pero el fin común es promocionar el vino de Alicante y vincularlo con la cultura del vino. Por ello, no se trata de auditar cosas complicadas sino el buen hacer, la calidad del servicio y del producto.

P:  Entonces, ¿qué requisitos tienen que cumplir las bodegas para unirse?

Son varios los criterios, pero a grandes rasgos para estar en la RVA es necesario saber, si tienen capacidad y prestaciones para hacer visitas. Muchas bodegas están muy acondicionadas, pero luego no tienen programados los horarios de visitas o gente preparada para realizarlas. Incluso, las hay sin una tienda para vender vino, sobre todo, embotellado. El tema del granel se permite, pero nuestra meta es ir siempre por el vino etiquetado y reconocido por la DO.

P: ¿Puede una bodega no adscrita a la DO estar dentro de la ruta de vino?

Nuestro manual de producto señala que, de manera excepcional, se aceptan bodegas no adscritas a DO, siempre que garanticen la calidad de sus vinos y estén ubicadas en el marco territorial de la ruta. Si esa bodega está dando territorialmente un valor añadido a la ruta, nos va a interesar acogerla. En este sentido, siempre se admitirán bodegas amparadas por otras figuras de protección incluidas en la categoría de vinos de calidad producidos en una región determinada. Esto son las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP), los Vinos de Pago o los Vinos de la Tierra. Actualmente, no tenemos bodegas con esas características por el momento interesadas.

La Ruta del Vino de Alicante no trata de auditar cosas complicadas sino el buen hacer, la calidad del servicio y del producto.

P: ¿Cuál es la forma jurídica de la RVA?

En 2009, se constituyo como una asociación sin ánimo de lucro con el fin es difundir y promocionar la cultura enológica de la provincia de Alicante. Se firmaron unos estatutos que reconocen los derechos de las administraciones públicas y de los socios privados. Ese mismo año comenzó un estudio de señalización que todavía está vigente. Y desde junio de 2013 se relanza la ruta, realizando actuaciones para mejorar la calidad de las empresas, definir planes de promoción y formación, entre otros. En menos de un año, se ha conseguido la certificación.

P: Y, ¿de qué manera se financia?

Empleamos fondos públicos y privados. Todos los municipios adheridos a la ruta tienen una cuota anual, al igual que las empresas. Aparte tenemos una importante subvención del Patronato Costa Blanca con el cual firmamos anualmente un convenio de colaboración.

P: Además de las subvenciones, ¿qué papel juegan los organismos públicos en la RVA?

Gracias al Patronato Costa Blanca se está teniendo presencia en las ferias nacionales, como Fitur o Bilbao, y en las internacionales. Como manejamos un presupuesto austero, este hecho supone, económicamente, un coste que no estamos asumiendo. Costa Blanca lleva una imagen conjunta de todas sus publicaciones, por lo que hemos ceñido nuestra imagen a la suya. Así, cuando hay eventos, cuentan con nosotros. Además, han puesto en marcha el portal tuplancostablanca.com que tiene un apartado dedicado al enoturismo, donde nuestras empresas pueden promocionar sus ofertas, sin coste alguno.

PARA AMPLIAR ESTA INFORMACIÓN

María José Jover Soro, gerente de la Ruta del Vino Alicante: “Es más fácil promocionar un destino, un conjunto de empresas y un territorio, que ir uno por sí solo” (Parte II)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s