Arranca el segundo curso de Microviñas

LBA II Curso microvinyas 03

Juan Cascant (izq.) junto a José Luis Todolí fueron los encargados de llevar a cabo la presentación del curso /LBA

Iza Święcicka

Ayer en la Casa de la Juventud de Cocentaina, dio comienzo el segundo Curso Microviña organizado por la Universidad de Alicante (UA) y la asociación ELVIART. Su objetivo, como explicó Juan Cascant, uno de los organizadores de las jornadas y bodeguero de Celler la Muntanya, es poner en valor los minifundios y mostrarlos como una herramienta para el desarrollo rural.

Según datos del Programa de Desarrollo Rural de la Comunitat Valenciana para el sexenio 2014-2020, un 31,4 por ciento del territorio de la región es rural y está ocupado por un 1,4 por ciento de la población total, frente al 87,3 por ciento que habita las zonas urbanas y ocupa el 54,6 por ciento del territorio. En 2012 el sistema rural valenciano estaba habitado por 71.480 personas, mil menos que tres años antes. Este dato demuestra un paulatino abandono del territorio rural, algo que conlleva una importante pérdida de patrimonio y valores. De este hecho surge la importancia de rentabilizar el minifundio para mantener este territorio y sus características.

El ingeniero agrónomo José Vicente Guillem Ruiz explicó el concepto del minifundio y su calidad en la sociedad de la alimentación. “El minifundio vitivinícola es una realidad territorial, económica y social, y un patrimonio que hay que valorar, gestionar y situar en el mercado para alcanzar el reconocimiento de la sociedad”, apuntó Guillem Ruiz.

LBA II Curso microvinyas 13

Para José Vicente Guillem el minifundio vitivinícola aporta una calidad que debe alcanzar el reconocimiento de la sociedad. /LBA

Como ejemplo de puesta en valor de los minifundios en base a su calidad, David López Lluch, profesor de la Escuela Politécnica Superior de Orihuela (EPSO) de la Universidad Miguel Hernández, en su ponencia dedicada a las actividades agrarias y el caso de la viña y el vino como ejes vertebradores, presentó el caso de la denominación de origen vinícola más pequeña de Francia, la Romanée Conti de Borgoña. Con una superficie de tan solo 1,8 hectáreas, la bodega produce unas 5.000 de botellas de vino que se venden a un precio medio de 600 euros, aunque en algunas añadas alcanzan precios que oscilan entre los 1.500 y los 2.500 euros por botella, apuntó el profesor.

Por su parte, Beatriz Rocamora, ingeniera especializada en la economía agraria, presentó las particularidades de la última reforma de la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea para las distintas regiones europeas, en este caso para la Comunitat Valenciana, que deben incluirse en el Programa de Desarrollo Rural (PDR). Para Rocamora las principales ventajas con las que los viticultores que tengan derecho de pago único se van a encontrar son, en primer lugar, el no tener que cumplir ningún requisito adicional para el cumplimiento de la ecologización o verdeo (greening en inglés) de los cultivos permanentes, entre los cuales está la vid. En segundo lugar, el poderse beneficiar de las medias en el marco de la Organización Común de Marcados (OCM), sobre todo en cuanto a la promoción e innovación en el sector.  Y finalmente, también aprovecharse de las medidas que se establezcan a nivel de los PDR que las regiones están diseñando.

LBA II Curso microvinyas 33

Durante su ponencia, el profesor David López presentó el caso de la denominación de origen vinícola más pequeña de Francia que con una escasa producción obtiene muy buen precio en el mercado. /LBA

En cuanto al punto de vista empresarial, el ponente Jordi Cortés Sanchis, representante de Caixa Ontinyent, destacó la importancia del plan de viabilidad para las empresas como una herramienta para afrontar la realidad económica. Además, subrayó la necesidad de tener una idea para poner en marcha un negocio.

En este sentido, su premisa coincidió con la del sociólogo e ingeniero José Sevilla García que en su presentación dio importancia a la pasión y a la flexibilidad en cuanto a la creación de una estrategia empresarial. El ponente analizó las estrategias de las empresas que acentúan sus valores y desarrollan exitosas estrategias competitivas en los mercados como los casos de La Fageda y Actiu en el municipio alicantino de Alcoy. Además, los arquitectos José María Torres y Martín Noguerol, presentaron un taller cuyo objetivo fue tratar la microviña como un “tamagochi” para establecer con ella lazos y entender sus necesidades.

En esta ocasión, el curso se celebra durante dos fines de semana, del 7 al 9 de noviembre en Cocentaina y del 14 al 16 del mismo mes en Muro de Alcoy. Las jornadas están enfocadas a tratar diversos ámbitos tales como los planes de viabilidad social, económica y financiera de una empresa; el desarrollo sostenible, las estrategias de marketing y comunicación, la legislación y la gastronomía, cuya meta principal es el desarrollo rural. También están programadas varias sesiones prácticas tanto para conocer el funcionamiento de las microviñas dentro del proyecto de Celler de la Muntanya, como en aspectos relacionados con la viticultura y el cuidado de la viña. La presentación del curso corrió a cargo de José Luis Todolí, coordinador académico de la sede de la UA en Cocentaina, junto al bodeguero Juan Cascant.

IMÁGENES DE LA NOTICIA

Anuncios
Deja un comentario

2 comentarios

  1. La UMH establece un convenio de colaboración con la bodega Celler la Muntaya de Muro de Alcoy | La Bodega Alicantina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: