La Cofradía del Vino Reino de la Monastrell inviste a sus nuevos cofrades durante su XVI Gran Capítulo

Instante en el que el presidente de la Cofradía Fernando Riquelme (izq.) inviste como cofrade de Mérito a José Luis Martínez Hellín. /LBA

Instante en el que el presidente de la Cofradía Fernando Riquelme (izq.) inviste como cofrade de Mérito a José Luis Martínez Hellín. /LBA

Iza Święcicka

El pasado domingo 9 de noviembre, el XVI Gran Capítulo de la Cofradía del Vino Reino de la Monastrell celebró la investidura de sus nuevos cofrades y jóvenes amigos de la Cofradía. En esta ocasión, como Cofrade de Honor se invistió a Félix Yañez Barrau, director del Instituto de la Vida y el Vino de Castilla-La Mancha (IVICAM); como Cofrade de Mérito a José Luis Martínez Hellín, presidente de Bodegas San Dionisio Soc.Coop., y a tres nuevos Cofrades de Número, Carmen María Cremades Griñan, profesora de historia moderna en la Universidad de Murcia (UM); Luis Sánchez Sánchez, enólogo de las Bodegas Luzón y Yolanda Ruiz García, investigadora de la UM. Además a la cofradía se unieron cuatro Jóvenes Amigos de la Cofradía; María Ignacia Abellán Díaz, Lourdes Guillamón Pérez, Antonio Domenico Baccillieri y Luis Chamizo Quiles.

En cuanto al Cofrade de Honor, el presidente de la Cofradía Fernando Riquelme Ballesteros destacó que Félix Yañez Barrau “ha colaborado en muchas ocasiones con la Cofradía en concursos como catador y está plenamente implicado en el mundo del vino”. Por su parte, el propio Félix Yañez subrayó que se siente muy honrado porque un conjunto de personas haya pensado en él como cómplice de sus propios objetivos. “En esa complicidad me se siento muy a gusto, pero aún más con la posibilidad de formar parte de sus ideales, de su grupo y, en definitiva, de su proyecto”, apuntó el Cofrade de Honor.

LBA XVI Gran Capítullo CVRM 34

Félix Yañez Barrau, durante su encapado como cofrade, agradece que la Cofradia le considere cómplice de sus propios objetivos. /LBA

En palabras de Riquelme Ballesteros, el Cofrade de Mérito José Luis Martínez Hellín  es plenamente conocido en el mundo del vino tanto en Castilla-La Mancha, como en Jumilla y en el resto de España. “Es una persona  implicada en numerosas asociaciones y sociedades tanto de vino, como de destilación. Vive el mundo del vino con una gran intensidad y está siempre dispuesto a colaborar y ayudar. Toda esa participación tan directa se merecía este reconocimiento”, resumió el presidente.

Para Martínez Hellín esta distinción es un gran orgullo, sobre todo, por lo que el mismo nombre de la Cofradía representa, la Monastrell. “Es nuestra uva autóctona de nuestra comarca, la cual nos genera la vida.  Más aún cuando convivimos con ella, pero además el que esta Cofradía me nombre cofrade es un orgullo porque uno se da cuenta de que hay gente que demuestra cariño por un producto como es el vino de la Monastrell”, agradeció el nuevo cofrade.

LBA XVI Gran Capítullo CVRM 35

Durante el Gran Capítulo todos los cofrades presentes en el acto han de dar fe de la investidura de los nuevos miembros. /LBA

Respecto de los jóvenes amigos de la Cofradía, “realmente no son miembros de número, pero son personas que están adscritas a ella y les damos un reconocimiento porque llevan tiempo haciendo catas con nosotros y quieren vincularse a la Cofradía de alguna manera”, explicó el presidente de la misma. Uno de estos nuevos jóvenes amigos, el paleontólogo Luis Chamizo Quiles, confesó que le encanta la enología y que la Cofradía es un grupo de gente que comparte los valores de este mundo. “El vino es parte de nuestra cultura y disfruto del poder aprender de él, rodeado de amigos, y de disfrutar nuevas experiencias”, expuso Chamizo Quiles.

El acto fue presidido por Fernando Riquelme Ballesteros, acompañado por María Amparo Pérez Torres, alcaldesa de Fuente Álamo (Albacete), lugar donde se celebró el acto, y Miguel Gil, representante del Consejo Regulador de la DOP Jumilla, quien expresó su agradecimiento a la Cofradía por la promoción que hace de los vinos de Monastrell y a la villa de Fuente Álamo por poner todos los medios para que se realizase el evento.

LBA XVI Gran Capítullo CVRM 38

Los jóvenes amigos que recibieron su reconocimiento durante el acto son el futuro de la Cofradía del Vino Reino de la Monastrell. /LBA

Por su parte, María Amparo Pérez Torres declaró que “la elección de la villa de Fuente Álamo para la celebración del Gran Capítulo era un reconocimiento hacía los agricultores y viticultores de esa zona”. Fuente Álamo representa un municipio de referencia dentro de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jumilla en cuanto a cultivo del viñedo y elaboración del  vino.

Como matizó Fernando Riquellme Ballesteros, la superficie plantada de esta variedad en esta comarca es equiparable a la cantidad que hay plantada en la toda la región de Murcia  entre Jumilla, Bullas y Yecla. “Para nosotros esta villa es un punto emblemático para el mundo del vino de Monastrell. Así lo demuestran bodegas como la Cooperativa de San Dionisio y otras bodegas que, a pesar de tener menor volumen, elaboran vinos de magnífica calidad”, subrayó el presidente de la Cofradía.

Junto al Presidente de la Cofradía estuvieron la Alcaldesa de Fuente Álamo y Miguel Gil representante del CRDOP Jumilla. /LBA

Junto al Presidente de la Cofradía estuvieron la Alcaldesa de Fuente Álamo y Miguel Gil representante del CRDOP Jumilla. /LBA

La Cofradía del Reino de la Monastrell es una asociación, que fue creada hace 16 años en Murcia por un grupo de amigos para disfrutar del vino. Como nombre acogió Monastrell por ser la principal variedad del Levante español, que agrupa a las Denominaciones de Origen de la Región de Murcia: Bullas, Jumilla y Yecla, y a las próximas de Alicante y Valencia, puesto que en todas ellas la Monastrell es la variedad que mayor superficie ocupa. Entre sus actividades, destaca la organización de diferentes encuentros y jornadas para profundizar en este tema.

Además, anualmente la Cofradía celebra un concurso nacional de vinos de Monastrell y el Gran Capitulo, hechos que como concluyó Riquelme Ballesteros, “son un bagaje importante para la Cofradía ya que supone una consolidación y un reconocimiento por parte del mundo del vino al recibir el cariño y la amabilidad, tanto de ayuntamientos como bodegas y Consejos Reguladores de la zona. Es una satisfacción haber llegado aquí tras dieciséis años y seguir en el camino, en la brecha.”

IMÁGENES DE LA NOTICIA

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: