Un paseo por las microviñas (III)

LBA Un paseo por las microviñas III 01

La microviña de Eladio Silvestre se encuentra ubicada dentro de la finca de su casa familiar. /LBA

 Iza Święcicka

Tercera parada: Una microviña que regresa

La tercera parada del recorrido está situada en Alcocer de Planes, una localidad que gracias a Eladio Silvestre, constructor y filántropo, ha reincorporado una plantación de Syrah, la única variedad no autóctona con la que trabaja el Celler la Muntanya. Como apunta Juan Cascant, propietario de la bodega, según el diccionario de la lengua española, lo autóctono es aquello que nace en el mismo lugar donde se encuentra. Para las próximas generaciones, la Syrah o la Cabernet Sauvignon se van a entender como autóctonas en la provincia porque toda la vida se las habrá visto en esta tierra, destaca el bodeguero.

“En definitiva, la hemos plantado porque es mediterránea y porque creemos que hay un esquema de evolución en ella. Es decir, que ha pasado por un momento en el que pudo estar plantada en esta zona, aunque no haya llegado a nuestros días, su posterior valorización y, ahora, su regreso. Lo que da prestigio es tener clara la variedad que funciona bien en cada sitio y convertirla en identificativa”,  matiza Juan Cascant.

LBA Un paseo por las microviñas III 02

Juan Cascant muestra que en la microviña hay plantadas además  diferentes variedades de uva de mesa que permiten comerla durante todo el año. /LBA

Además, conforme el bodeguero accede a la finca, explica que  aunque este viñedo partió desde cero, se puede comprobar en él un lenguaje de recuperación de un territorio totalmente devastado. La Syrah es una variedad con una capacidad vegetativa muy alta que, en condiciones de campo baldío y arrasado, encuentra el equilibrio. “La planta está diciendo algo así como que alegría volver a casa después de cientos de años sin estar”. Actualmente, de estas uvas, se elaboran vinos a modo de complemento en los coupages que realiza la bodega. No obstante, según apunta el fundador de Celler la Muntanya, puede que acaben siendo vinos monovarietales en un futuro.

Una de las peculiaridades que tiene esta microviña es que en la cabecera de la parcela hay plantadas diferentes variedades de uva de mesa, desde la más temprana hasta la más tardía, para poder comer uva prácticamente durante todo el año.

VER TAMBIÉN:

Un paseo por las microviñas (I)

Un paseo por las microviñas (II)

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: