Jorge Otero gana el premio a la excelencia en el VIII Curso de Sumiller Profesional de Alicante

Los tres sumilleres que alcanzaron las pruebas de excelencia se mostraron muy satisfechos con el curso que concluyó ayer con la entrega de los títulos. De izq. a dcha., Cecilio González, Jorge Otero y Juan Enrique Gil, junto a la Master of Wine Sarah Jane Evans. /LBA

Los tres sumilleres que alcanzaron las pruebas de excelencia se mostraron muy satisfechos con el curso que concluyó ayer con la entrega de los títulos. De izq. a dcha., Cecilio González, Jorge Otero y Juan Enrique Gil, junto a la Master of Wine Sarah Jane Evans. /LBA

Iza Święcicka

Jorge Otero Martín obtuvo el primer puesto en las pruebas a la excelencia de la VIII edición del Curso de Sumiller Profesional, celebradas ayer en Alicante, y dotado con un premio de 600 euros. Cecilio González López y Juan Enrique Gil García quedaron como segundo y tercer clasificado, respectivamente, con 300 euros cada uno. En el concurso participaron los tres alumnos del curso que obtuvieron mejor puntuación en las evaluaciones finales.

(más…)

La mujer completa el mundo del vino

LBA David Doñate

David Doñate

Cuenta una vieja leyenda persa que en el año 4.000 antes de Cristo, un ave que surcaba el cielo dejó caer unas semillas a los pies del rey Djemchid. Al tiempo, de esas semillas comenzaron a crecer unas plantas que dieron abundantes frutos (uvas), los cuales fueron recolectados y guardados en el depósito real. Estando allí adentro, las uvas fermentaron de forma espontánea, llenando el depósito con su característico aroma.

Cuando la esposa favorita del rey, como consecuencia de sus celos hacia otra mujer, buscó veneno para suicidarse, llegó hasta el lugar donde fermentaba el oscuro jugo de las uvas. Pensando que era una poción letal, la bebió con la intención de matarse. Momentos después, fue hallada danzando y cantando alegremente, por supuesto, bajo los efectos de lo que había tomado. El rey llamó a esa bebida con el nombre de Darou é Shah, que significa “el remedio del Rey”. De la deformación de esa palabra deriva el nombre de Shiraz, o Syrah, cepaje proveniente de la antigua región de Persia.

Según esta leyenda… la primera persona en saborear y experimentar las bonanzas del vino fue….. una mujer.

Mucho ha pasado desde este momento y la relación de la mujer y el vino no ha sido ecuánime sino más bien desequilibrada e injusta, él nunca estuvo para ella, ella siempre estuvo para él.

Champagne es el perfecto ejemplo de la responsabilidad y buen criterio que ejercieron las mujeres cuando fue necesario. A falta de sus maridos, fallecidos por diversas causas, sus viudas llevaron la gerencia y administración de las bodegas. Lejos de ser meramente continuistas fueron innovadoras y atrevidas. Avances como la limpieza de levaduras por congelación y degüelle se le debe a la viuda Clicquot, la elaboración de champagne sin licor de expedición fue obra de Jeanne Pomery. Nombres como Elisabeth Bollinger, Mathilde Perrier y Elisabeth Salmon forjaron sin duda la base de la denominación de vinos más conocida del mundo.

De todos modos, sin olvidar el pasado, de lo que quiero hablar es del aquí y el ahora.

Un mundo tan amplio y complejo como el del vino tiene infinidad de vertientes y en su consecución interactúan miles de personas y procesos.

En una generación se ha pasado de la ausencia casi total de las mujeres en estos puestos a su presencia absoluta, y en muchos casos de forma brillante.

Nombres como Sara Pérez (Mas Martinet y Venus la Universal), María Larrea (CVNE), Ana Martín (Guitian, Itsasmendi y Terras Gauda) y María Begoña Jovellar (Vega Sicilia) están en la cúspide de la enología. Kasia Romanska, Andrea Alonso y Manuela Romeralo son primeras espadas en cata y sumillería y así podríamos encontrar grandes profesionales en todos los campos relacionados con el vino.

Hay un apartado especialmente importante, la de las mujeres consumidoras. Hoy en día las mujeres se acercan al vino sin miedo, y sus gustos han abierto nuevas líneas que enriquecen la oferta.

El rejuvenecimiento de los vinos, la primacía de fruta sobre madera y el marketing desenfadado han sido maniobras de las bodegas para satisfacer las nuevas exigencias de los consumidores actuales y las mujeres son un alto porcentaje de estos nuevos consumidores.

Las mujeres han irrumpido con fuerza y afortunadamente para quedarse.

Ahora hombres y mujeres, al unísono, compartirán y disfrutarán las experiencias que proporciona el vino y su entorno.

El mundo del vino es ahora un mundo completo, un mundo más justo y tremendamente más atractivo.

¡Únete a nosotros!

David Doñate Martín (Albacete, 1970) es sumiller internacional por la Escuela de Hostelería de Barcelona. Tiene un Máster de Viticultura, Enología y Marketing del Vino por la Universidad de Alicante (UA). Una persona polifacética. Ponente y formador de los Centros de Turismo (CdT) de la Comunidad Valenciana, de la Universidad de Miguel Hernández (UMH) de Elche, de la UA y de la Escuela de Cata de Alicante (ECA), entre otros. Amante del vino y de la cerveza, como refleja el nombre de la tienda de la cuál es propietario, Despensa. Lúpulos y Taninos en Benidorm. Experto en cata, maridajes y elaboración de vinos.